La Guerra por la Cartera Digital y los Pagos del e-Commerce

Bandit_wallet_elastic_money_clip

Entre Enero y Marzo de 2013, el comercio electrónico facturaró en España más de 2.800 millones de Euros, según datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Esa cifra supone un 15% más sobre el mismo periodo del año 2012.

Según datos publicados por Emarketer, se espera que el comercio electrónico a nivel mundial siga creciendo a doble dígito durante, al menos los próximos 4 años. Además de la esperada explosión del llamado M-commerce (comercio electrónico desde el móvil), que según las estimaciones de Forbes, podría incrementarse en más de un 65% durante los próximos 2 años.

chart_ecommercepageTodo parece apuntar a que el comercio electrónico goza de buena salud y tiene aún mucho recorrido.

El crecimiento del comercio electrónico tiene una derivada evidente, el aumento del uso de los métodos de pago digitales, estas compras no se pueden pagar en metálico.

En los últimos tiempos están proliferando las plataformas, aplicaciones e iniciativas que quieren ocupar el espacio que queda entre los compradores por internet y la banca convencional. Paypal es una de las primeras empresas que se posicionó en ese hueco, pero más reciéntemente se han apuntado bancos convencionales, empresas de tarjetas de crédito y débito, grandes empresas tecnológicas, startups creadas ex profeso e incluso algún proveedor de telecomunicaciones buscando darle un nuevo uso al smartphone.

La mayoría de estas iniciativas saltan desde internet y se pretenden meter en nuestros bolsillos para convertirse en métodos de pago habituales en el comercio convencional apoyándose en los smartphones y en tecnologías que podrían hacer este proceso de pago más rápido y cómodo: NFC, iBeacon, etc

  • Google Wallet asociado con Mastercard
  • Amazon Payments
  • Paypal
  • Vodafone Wallet
  • Y algunos otros: BBVA Wallet, Apple (iBeacon y Passbook)
  • Incluseo soluciones hardware de lectores: Square, iZettle

Ante tanta iniciativa por meterse en nuestro bolsillos, se me ocurre un pregunta: ¿tan jugosa es la tarta? ¿qué interés tienen estas empresas por ocupar ese hueco?. Pues lo cierto, es que los intereses que mueven a algunas de estas empresas resultan ser de una naturaleza muy diferente.

Google, es una empresa cuya fuente principal fuente de beneficio es la publicidad. Sus ingresos provienen mayoritariamente de los anuncios de publicidad que aparecen en sus sitios (el 67% de sus revenue según su último informe de resultados).

200px-Google-Wallet-logo ¿Qué interés puede tener Google entonces en servir como método de pago? Su interés debe estar en saber qué compra quién, dónde, cuándo y cuánto paga. Es decir, la información de las transacciones. Proporcionar esa información a sus clientes (anunciantes en sus páginas) es un factor clave que les permite cerrar el círculo en su cadena de valor, permite a sus clientes medir el efecto de la publicidad en el mundo offline. Google Wallet es el Google Analytics del mundo real (offline). El interés de Google no parece ser directo (por el beneficio que pueda obtener de las comisiones de las operaciones de pago) sino más bien colateral: la obtención de una fuente de datos muy valiosa para los estudios de mercado y de hábitos de consumo.

Esta visión explica el hecho de que Google haya decidido adentrarse en esta aventura con un socio que si que tiene un interés directo en las operaciones de pago: Mastercad. Google y Mastercard firmaron un acuerdo de colaboración que podría resultar clave para que ambas se hagan con la primera posición de esta competición.

Amazon, por su parte, es una empresa que se dedica a vender artículos por internet (tanto artículos tangibles como digitales). El 95% de sus ingresos depende exclusivamente de esta actividad según datos publicados por csimarket.com  (un 28% aprox de los productos digitales y el resto de productos tangibles). ¿Qué interés puede tener entonces en servir como sistema de pago para terceros? Pues tiene 2 motivos que parecen evidentes. El primero es quedarse con la parte del pastel que antes buscaba Mastercard. Amazon cobra entre 1,9% y 2,9% de cada pago que se realice con su plataforma más 30 centavos como fijo por cada uso. Teniendo en cuenta las previsiones de crecimiento del e-Commerce, son cifras importantes. Por otra parte, Amazon recibe estudio de mercado de sus propios competidores! Así es, si mi empresa de barrio que vende gafas de sol por internet uso como método de pago la plataforma de Amazon, le estoy dando toda la información sobre mi negocio a mi competencia directa, porque Amazon también vende gafas de sol.

AP_HLogo_215x35-3012530377._V360408447_El interés de Paypal no tiene tanto misterio. Esta empresa vive de las comisiones. Posiblemente fue la primera en ver lo jugoso que podía ser el pastel de los métodos de pago en las ventas por internet y ahora no quiere quedarse fuera de juego, por eso se apoya en los smartphones y las aplicaciones.

¿Y Vodafone?, ¿qué hace Vodafone en todo esto? Vodafone ha lanzado reciéntemente una «plataforma» llamada Vodafone Wallet que permite realizar pagos con el movil mediante tecnología NFC, siempre que le hayamos asociado una tarjeta de crédito previamente. En este caso, la propia Vodafone nos deja claro en su web que no son los datos de consumo lo que le interesan:

Más allá de proporcionar el servicio o cumplir con la legislación vigente, Vodafone no compartirá esta información con terceras partes.

Tampoco las comisiones porque el servicio de Vodafone Wallet no reportará beneficios directos a Vodafone. ¿cuál es tu motivación entonces? Los beneficios de Vodafone vienen de los usuarios de móviles que pagamos nuestra cuota religiosamente todos los meses, la intención de Vodafone no es otra que añadir valor a los smartphones lo que hará que los sigamos usando y que los usemos más y más y así sigamos teniendo dependencia de los servicios que Vodafone vende. Veremos si los motivos de Vodafone son los suficiéntemente sólidos como para mantenerlo vivo en una pelea que se presenta encarnecida.

Este sencillo análisis nos permite ver 4 empresas con perfiles diferentes que luchan por hacerse con el mismo mercado pero con unas motivaciones muy diferentes. Mi opinión: la estrategia de Google parece la más sólida habiéndose unido a una compañía con objetivos complementarios. El tiempo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *