El Corte Inglés: La digitalización o nada

La revolución digital es, sin duda, una gran oportunidad de crecimiento para muchas empresas, un reto para otras que tienen que adaptar sus modelos de negocio a un nuevo paradigma y un enorme riesgo para otras que pueden ver cómo se da un enorme vuelco a sus posiciones de liderazgo de mercado.

La realidad es que la revolución digital es todo eso para todas las empresas: una enorme oportunidad, un reto y un riesgo al mismo tiempo.

En este sentido, el mercado de la distribución está sufriendo una revolución con el auge de las compras por internet y de los grandes gigantes como Amazon o Aliexpres.

El, hasta hace muy poco presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno apostaba por la creación de una plataforma europea de compra online que agrupase a los grandes players de la distribución física en Europa.

El grupo se juega mucho en este asunto: el 62% de los ingresos del grupo y el 50% del beneficio del grupo provienen de la línea de negocio de Grandes Almacenes de El Corte Inglés según el último informe de resultados publicado por el grupo. El impacto de las nuevas tendencias digitales y el efecto de los grandes competidores nacidos en el mundo digital, tendrá, sin lugar a dudas, un efecto radical en la cuenta de resultados de la compañía, si no se aborda convenientemente la transformación digital.

¿Qué es esto de la transformación digital en la práctica?

La transformación digital de las grandes companías no es, ni más ni menos, que la forma en la que las grandes compañías adoptan las nuevas tecnologías digitales para adaptarse a los nuevos entornos competitivos y servir mejor y de forma más eficiente a sus clientes.

Como cliente habitual de El Corte Inglés , en los útlimos meses he vivido, en primera persona, un par de situaciones que me sirven ilustrar los cambios que son necesarios adoptar en las compañías para abrazar corréctamente estas nuevas tecnologías:

CASO 1: mi mujer y yo decidimos comprar un bolso para carrito de bebés en la web de El Corte Inglés. Llegó a casa a los 3 ó 4 días (no analizaremos las cuestiones de logística, que merecen un capítulo aparte). Tras recibirlo, vimos que el color no era exactamente el que esperábamos por aquello de las diferecias de los colores reales con los de la web. Así que decidimos devolverlo. Al día siguiente de ser entregado, fuimos a uno de los centros de El Corte Inglés cercano a casa, a la sección de bebés con el producto y el ticket de la compra online. El dependiente nos indica muy amable que el producto no le aparece como entregado porque se había entregado el día anterior y que el sistema tarda unas 48 horas en «reconocer la entrega». Con lo cual, nos tuvimos que volver a casa con el producto y repetir la operación unos días más tarde con las consiguientes molestias. en el año 2018, ¿48 horas para sincronizar el sistema de gestión de logística con el CRM? [...]  leer más

El caso Twenix: ¿El Glovo de las conversaciones en inglés?

Pasión por su idea de negocio, ese sería el resumen de la conversación que pude tener con Jorge Moreno (@jorgemooreno) hace unas semanas. Este joven almeriense es fundador de Twenix, una empresa que ofrece sesiones de conversación de 26 minutos en inglés con profesores nativos a través de Skype.

twenix

En los últimos años, probé en primera persona muchos sistemas de aprendizaje de inglés. Hace ya algunos meses me decidí a probar lo que ofrecía Twenix tras verlo mencionado en algún sitio que no recuerdo. Tras las dos sesiones de prueba que me ofrecieron pensé que ese producto tendría mucho éxito en grandes corporaciones y para un perfil de persona trabajadora por cuenta ajena que quiere continuar con su formación en idiomas.

¿La diferenciación de Twenix? Propone conversaciones cortas uno a uno de 26 minutos, cada vez con un profesor distinto, todos nativos y con acentos diferentes. Las clases se pueden cancelar o reagendar hasta pocos minutos antes. Las conversaciones son fluidas y los profesores no se paran a corregir los pequeños detalles, se trata de poner el foco en la fluidez. Al final de semana se recibe un reporte con los errores cometidos en las sesiones de la semana, vocabulario adicional sobre los temas tratados (de libre elección, por cierto) y frases hechas útiles en esos contextos.

Según me adelanta Jorge, en breve anunciarán interesantes novedades en las que están trabajando para aplicar técnicas de gamificación a su metodología, lo que permitirá que repasemos los fallos cometidos durante la semana con un avatar interactivo que hará este trabajo mucho más divertido y ameno.

Todo ello con un precio más que razonable.

Estos son los principales argumentos que han convencido ya a clientes como Decathlon, Just-Eat ó el grupo Cosentino. No parecen malas referencias en el mundo B2B.

¿Cuál es la clave de modelo? Hay tres pilares clave que marcan la diferencia frente a otros productos similares:

  • Su modelo cercano a la economía colaborativa: Twenix ha construido una red de profesores amateurs, principalmente jóvenes graduados en filología inglesa e hispánica entre 23-25 años que se sacan un dinero extra en su tiempo libre teniendo estas conversaciones con los usuarios. Los profesores pasan un proceso de selección y un training inicial para entender el espíritu de Twenix. Según Jorge: “el principal requisito de los profesores es el buen rollismo y la positividad”
  • La flexibilidad que ofrece para adaptarse a las apretadas agendas de los trabajadores de grandes/medianas empresas
  • La frescura y pasión de un equipo joven que cree realmente en su producto. Jorge Moreno se ha rodeado de un equipo igualmente apasionada y comprometido en el proyecto, entre otros Antonio Valdivieso como responsable de operaciones (COO) y Daniel Delgado como responsable de marketing (CMO)
  •  [...]  leer más

    BLUA de Sanitas: la digitalización entendida como producto premium

    BLUA es un servicio digital lanzado por Sanitas para complementar las pólizas de seguro de salud tradicionales. El complemento digital implica un pago extra. El precio inicial del sevicio era de 20EUR por persona, adicionales a la póliza.

     

    No tengo duda que BLUA y los servicios médicos a distancia en general, una vez salvados las reticencias legales, se afianzarán tal como lo están hoy día los servicios digitales en la banca.  Según predice Sanitas: «el 25% de las consultas médicas se realizarán a través de canales digitales como el chat, la voz o el vídeo en 2020».

    No he tenido la opción de probar la plataforma BLUA de Sanitas para acceder a sus servicios médicos de forma remota a través de video. Soy usuario de Sanitas, joven, con trabajo, tecnólogo y consumidor de varios servicios púramente digitales. Soy, potencialmente, un perfil objetivo claro para ser usuario de BLUA, sin embargo no he tenido acceso a probar su servicio digital de forma gratuita ni he recibido ninguna promoción especial para acceder a ella. Este es el primer error que he percibido en la estrategia de lanzamiento de BLUA.

    Sin embargo, este no es el principal error en el lanzamiento de BLUA desde mi punto de vista. El mayor error radica en la propia concepción del producto BLUA como un complemento adicional a las pólizas tradicionales.

    Desde el inicio me llamó la atención la concepción del servicio de visita remota mediante videoconferencia como un servicio adicional premium. Tengo la sensación de que es un error de concepto pensar que los servicios digitales pueden ser ofrecidos como un servicio premium de los modelos tradicionales. Menos aún cuando los servicios digitales deberían suponer un ahorro de costes para la compañía y es percibido así por sus clientes.

    No pagamos más por el uso de mytaxi para solicitar un vehículo desde la aplicación en lugar de llamar al tradicional teléfono de la compañía local. Muy al contrario, cuando llamamos para pedir un taxi, es la propia compañía la que nos indica que podemos hacerlo de forma más eficiente desde la aplicación.

    Recientemente, Sanitas ha rebajado el precio inicial de lanzamiento al 50% para mejorar su aceptación.

    Quizás sea una cuestión de tiempo y la sociedad termine percibiendo el valor de la digitalización como algo por lo que quiere pagar un extra, o quizás alguna otra empresa comience a ofrecer los servicios digitales sin coste extra como forma d eabaratar sus costes operativos y mejorar la experiencia de usuario. El tiempo lo dirá.

    Mi post sobre IIoT en la industria de Oil&Gas en el Blog de Schneider Electric

    Hace algunos meses escribi una serie de artículos sobre len el blog de Schneider-Electric para subrayar la influencia de Industrial Internet of Things (IIoT) y las amenazas de ciberseugirdad en las industrias de Oil & Gas .

     

    Puedes leer el artículo completo en: 

    https://blog.schneider-electric.com/oil-and-gas/2017/02/21/revolutionizing-oil-gas-industry-iiot/ [...]  leer más